domingo, 23 de junio de 2013

Hablando de Sacrificios

A veces he escuchado de madres que dicen que lo han sacrificado "todo" por sus hijos... no sé que es exactamente "todo" en cada caso... quizás ascensos en sus carreras, quizás la vida de solteras, quizás cambiar de novio cada año, quizás la figura, quizás rechazar una oferta de trabajo que implique más horas o viajar, quizás comprar mejores cosas para ellas o tener mejores vacaciones, quizás, quizás, quizás.... Y lo mismo aplica para algunos hombres!

Y no siempre son los hijos. Puede que se tomen grandes decisiones de cambios en nuestras vidas, por una pareja, o por un progenitor, o por un hermano enfermo... tantas cosas...

Supongo que si se hace el esfuerzo o se toma la decisión de corazón, y la persona decide anteponer a los hijos, o a la pareja, o a los padres, ante cualquiera de las cosas mencionadas (o cualquier otra que no me venga a la mente) entonces no debería llamarse sacrificio ¿o sí?

No sé... últimamente ando reflexiva ...quiero creer que estoy haciendo las cosas bien...pero la verdad es que no lo sé ...supongo que el tiempo lo dirá... Lo importante es que valga la pena, Dios mediante!!!

No es un sacrificio... es un modo de vida MUY DIFERENTE al que llevaba antes.

Pero no deja de ser un gran cambio con el cual algunos días estoy en paz, y otros días estoy muy desesperada.