jueves, 17 de octubre de 2013

Cambio de carrera

Hace meses renuncié a mi trabajo por una combinación de factores negativos, demasiado largos de contar.

El hecho es que ahora, aún no puedo buscar empleo porque tengo un compromiso familiar ineludible, pero calculo que en cosa de un mes pueda comenzar a buscar.

Había pensado en buscar trabajo como instructora o profesora, pero he estado averiguando y me he quedado pasmada al ver lo poco que pagan, irrisorio. En una de las entrevistas que tuve (para explorar posibilidades) me ofrecieron 44 Bs. la hora. Me pareció una miseria para ser cursos técnicos.

Pero luego, al ir a un tecnológico y que me ofrecieran 25 Bs. la hora, los 44 me parecen una fortuna.

¡Que país tan horrible y desproporcionado! Los del Gobierno ganando millones y bonos y cualquier cantidad de cosas, y los maestros, policías, médicos, enfermeras, bomberos, profesiones todas INDISPENSABLES, ganando sueldo mínimo, o aproximado al mínimo. ¡Que país tan injusto e indolente!!!

¡Y la vida cada día más cara!!!

No sé, será que a lo mejor me conviene más dedicarme a cuidar niños, a limpiar casas, o inscribirme en una de esas famosas "misiones".

¡Que desgracia!!! Más de 20 años estudiando, para llegar a esto!!!


viernes, 9 de agosto de 2013

La pesada cruz que me tocó cargar...

Desde que comencé este blog, en reiteradas ocasiones vuelvo al mismo tema. Tema que, a fin de cuentas, me hizo crear el Blog en primera instancia.

Les pregunto: ¿Se puede amar y odiar a una misma persona? ¿Se puede admirar y despreciar profundamente a la misma persona? ¿Se puede desear que triunfe y al mismo tiempo que ciertas cosas le salgan mal?

Es, para mí, la definición misma de oxímoron. ¿Qué pasa en mi sistema? ¿Qué esta mal?

Ayer supe que "mi mejor amigo" me borró de sus contactos porque la novia actual así lo quiso. Esa es la importancia que tengo para él. Soy una molestia. Me convertí en una molestia. ¿O siempre lo fui?

No es el único problema que tengo, ni el más importante.

Pero en este momento Él es mi CRUZ. Quisiera no haberlo conocido nunca. 

No importa si piensan que aprendí mucho con toda esta situación, con todos estos años de gran amargura salpicados de pequeñísimos momentos de alegría. ¡Al cuerno lo que aprendí! Daría TODO lo que aprendí gracias a esa macabra amistad, por no haberlo conocido NUNCA.

Espero que le aproveche. Y que le dure su preciosa novia, más de los 8 años que llevaba conmigo.



lunes, 5 de agosto de 2013

El pasado, mejor en el pasado...



¿Alguna vez les ha sucedido que alguien importante de su pasado regresa? ¿No les pasa que, si es que sentían algo positivo por ese ser, hacen a un lado las razones, importantes o someras, que llevaron a la separación???

No hablo de que un ser querido se vaya a vivir a otro continente y dure 5 ó 10 años sin regresar esperando formalizar la ciudadanía. No les hablo de que circunstancialmente hayan encontrado trabajos en sitios lejanos (aún en el mismo país) y hayan armado sus propias vidas, sus propias rutinas, sus propios compromisos, que les dificultan profundamente montarse en un carro y rodar 5, 6 horas, para ir a tomarse un café y darse un abrazo.

Les hablo de distanciarse EMOCIONALMENTE de una persona que ven a diario. Les hablo de que una persona deje de hablarles, literalmente, y cuando ustedes preguntan ¿qué pasó?, la otra persona contesta “No tengo que darte explicaciones!”. Así nada más, sin anestesia, sin pasar por GO, ni cobrar 200.

Lo estúpido de mi parte es que pasaron años, y como estábamos en el mismo trabajo, no me quedaba sino ver y ver y ver a esa persona, a diario. Hasta que me acostumbré a que no existía.

Debí siempre recordar que:
 

Cuando las cosas pasan, pasan por una razón, y cuando no pasan, también hay una razón.


Llegó un momento en que asuntos laborales nos unieron someramente, y comenzaron los saludos protocolares, nada más. Apenas hubo una sonrisa de más, un chiste, o un comentario común, no perdió oportunidad para decir: “No te confundas, nosotros JAMÁS volveremos a ser amigos!”.

¿No les parece que con todo eso cualquiera tiene bastante para no volver a intentar nada más, nunca más? ¡Ah! ¿Pero quién dijo que yo razono???

Ya no trabajamos juntos, gracias a Dios.

Hace poco le envié un mensaje consultando algo técnico. Contestó con mucha amabilidad, más de lo que había preguntado. Se intereso por mi situación actual (que ya he comentado en otro post), preguntó por la salud de mi madre. Así que yo le pregunté por su hijo. Por su mujer que es una buena, aunque lejana, amiga.

Comenzó, aparentemente, un trato cordial. Estos días estuvimos conversando mucho, recordando lo bien que nos llevábamos antes, lo compatibles que éramos, etc.

Y cuando ya me confié de nuevo salió echándome en cara (por fin) que había pasado en aqueeellaaaa época. De una manera directa me dijo mentirosa, y un montón de cosas más. Me di cuenta que había puesto mi confianza nuevamente en una persona que, quizás, sólo quería “sacarse un clavo”, como decimos en mi país.

Y es triste, no sólo por la situación en sí, sino porque, en el fondo, siempre pensé que era una excelente persona, y por mucho tiempo extrañé su amistad. Y ahora probar la semblanza de un nuevo inicio, limpio, sin arrastrar el pasado, sin preguntar ¿qué pasó? ¿o qué no pasó? …pues esto!

Lo más estúpido es que, otra vez, él dijo la última palabra, y me dejó hablando sola.

¿La ventaja? Soy mayor, más experimentada, si bien no lo suficiente para volver a creer que la gente “es buena por naturaleza”, si lo suficiente para no lamentarme por los rincones por semanas o meses. Además, ahora no tengo que cruzármelo a cada rato, y eso sí que es una ventaja, jejeje


 

domingo, 23 de junio de 2013

Hablando de Sacrificios

A veces he escuchado de madres que dicen que lo han sacrificado "todo" por sus hijos... no sé que es exactamente "todo" en cada caso... quizás ascensos en sus carreras, quizás la vida de solteras, quizás cambiar de novio cada año, quizás la figura, quizás rechazar una oferta de trabajo que implique más horas o viajar, quizás comprar mejores cosas para ellas o tener mejores vacaciones, quizás, quizás, quizás.... Y lo mismo aplica para algunos hombres!

Y no siempre son los hijos. Puede que se tomen grandes decisiones de cambios en nuestras vidas, por una pareja, o por un progenitor, o por un hermano enfermo... tantas cosas...

Supongo que si se hace el esfuerzo o se toma la decisión de corazón, y la persona decide anteponer a los hijos, o a la pareja, o a los padres, ante cualquiera de las cosas mencionadas (o cualquier otra que no me venga a la mente) entonces no debería llamarse sacrificio ¿o sí?

No sé... últimamente ando reflexiva ...quiero creer que estoy haciendo las cosas bien...pero la verdad es que no lo sé ...supongo que el tiempo lo dirá... Lo importante es que valga la pena, Dios mediante!!!

No es un sacrificio... es un modo de vida MUY DIFERENTE al que llevaba antes.

Pero no deja de ser un gran cambio con el cual algunos días estoy en paz, y otros días estoy muy desesperada.

 

miércoles, 22 de mayo de 2013

Acerca de confiar...

Hoy leí esta frase:
 

La confianza es madre del descuido.

(Baltasar Gracián)

 
Me di cuenta de que, aunque tengo muchas reservas con el curso de mi vida, tengo una desatada tendencia a confiar en los demás, demasiado y muy rápido.
 
Un amigo, que lamentablemente hace mucho no veo, siempre me repetía que yo actuaba con una filosofía de vida invertida. Yo confiaba en las personas (aún lo hago) desde que los conozco hasta que me demuestren lo contrario (si es que lo hacen, afortunadamente no siempre te defraudan), y él afirmaba que la vida era más dura y menos utópica que eso, así que él decía que yo debía DESCONFIAR de las personas desde que las conozco, hasta que me demuestren que son confiables.
 
Es impresionante cuanto tiempo ha pasado y yo sigo confiando a priori, sin analizar, la mayoría de las veces, si me voy a llevar un chasco.
 
Lo más arriesgado es que suelo dar mucha información sobre mi persona, como ser humano, no los números de las tarjetas de crédito o la dirección, jeje ...soy confiada, no gafa ...retomando creo que doy información crítica, importante, relevante, antes de haber formado un lazo que demuestre que puedo compartir ese tipo de cosas con esa persona.
 
Prefiero seguir pensando que la naturaleza del ser humano es buena, pero...
 
 
 

 
 

viernes, 10 de mayo de 2013

Cambio de Vida

Algunas veces tardamos mucho tiempo en tomar una decisión, porque sabemos, o creemos, que las consecuencias pueden ser un poco extremas.

Finalmente, después de muchos meses de pensar y evaluar mi condición de salud y la de mi madre, y la economía, y un montón de factores más, he tomado una decisión, para muchos radical, y más en estos momentos de incertidumbre país.

En fin, tomé la decisión de cambiar de trabajo.

Confío en que todo será para bien. Pido a Dios que así lo sea.