martes, 6 de noviembre de 2012

Aquellas frases

"El hombre que he amado toda la vida" es una frase mal estructurada.

Realmente una persona no se enamora a los 2 días de nacido. Quizás a los 10 años (según las novelas mexicanas, con todo el respeto). Mas probable a los 18, 20, 25, 30.

Allí es donde esa estúpida frase cobra sentido. Porque lo que pasó antes deja de existir ante este muevo amor, inquietante, diferente. ¿Saben que puede ser un problema? ¡Que no sea bidireccional!



Llevo 7 estúpidos e inútiles años enamorada de la misma persona. ¿Y él? Se supone que sea mi mejor amigo. Así que escucho como le va en el trabajo fuera de la ciudad, y escucho los pocos intentos infructuosos de relaciones que ha tenido allá. Y no me he sentido amenazada, porque siempre estuve por encima de ellas.

Eso se terminó. Ahora hay una especial. Ahora no puedo visitarlo "porque ella lo puede tomar a mal", ahora no puedo enviarle mucho mensajes, porque "ella lo puede tomar a mal".

No soy hombre y comprendo que si deseaba conservar nuestra bizarra amistad, no debió decirle de nuestra relación sentimental. Pero "cada quien mata las pulgas a su manera".

Ahora ya no está... Al menos yo no siento que esté...