miércoles, 4 de julio de 2012

Y vas...

...y te das cuenta de pronto que puedes continuar! 

Y te analizas, y te das cuenta que el talento estaba dentro de ti, y él se encargaba de hacerlo surgir... pero estaba ...está! 

 Y te atreves, y pruebas... y allá voy, de vuelta al trabajo alterno que amo, por él y por mí. Yo sé que está feliz! 

Puedo sentirlo, llámenme loca, si gustan, pero puedo sentir su felicidad, por mi, y porque su legado no está perdido! 

¡Te quiero, doquiera estés, y nos volveremos a ver, con el favor de Dios! 

 Por ahora, acompáñame en espíritu en este proceso. Primera vez, sin ti. 



1 comentario:

•*♣*Angélica*♣*• dijo...

Así será amiga, con el favor de Dios. Estoy segura que él está orgulloso de ti.
Un abrazo y bendiciones.
Que alegría tenerte por aquí de nuevo.