domingo, 8 de julio de 2012

Mal llamado reposo...

Es extraño... me han pasado varias cosillas (que no vienen al caso, y, gracias a Dios) no son muy relevantes, pero por X o por Y, han ameritado reposo.

Sin embargo, ahora doy clases, lo que hace que dé muuuuuchaaaas consultas por Internet, revise proyectos, tareas, exámenes, etc.

Adicionalmente, mi sempiterno sentimiento de culpa, ha hecho que me traiga trabajo de la oficina.

Además, está mi madre (hemipléjica), que cada día demanda (amablemente) más y más y más atención.

Por si fuera poco esto "matando unos tigres" (como suele decirse en Venezuela). Además de hacer unos proyectos propios.

Eso sin mencionar las tareas domésticas.

Entonces, yo me pregunto....




No hay comentarios.: