domingo, 15 de marzo de 2009

Esas pequeñas cosas...



Hablaba con un amigo del trabajo...

Bueno, no sé si debería comenzar por explicar que hemos estado haciendo unos talleres de autoayuda y mejoramiento personal... Conociéndome, escribiré 5 paginas describiendo el taller y terminaré dejando de lado mi idea original!!!

Así que vamos a dejarlo en que hemos estado en una onda zen (con todo el respeto), que para mí, no funciona cabalmente, toda vez que ese tipo de crecimiento y descubrimiento no puede se impuesto... En todo caso, en algún momento yo puntualicé que me parecía de "mal gusto" (por decir lo menos) que los superiores estuvieran "mandados a hacer" para destacar/reclamar por lo que salía mal, pero obviaban lo que salía bien...

Puede que alguno de ustedes me diga: "Pero Ace, a uno le pagan por hacer su trabajo bien" ... puede que sí, pero eso no implica que no puedan decirte que "hicieron bien en contratarte", es más, hasta un auto-halago es!!! Porque ellos te escogieron para desempeñarlo, no???? ¡Escogieron bien!!!!

Y si vamos un paso más allá ... ¿Qué pasa cuando estás dando un esfuerzo adicional, más allá de las responsabilidades del cargo, sólo para que las cosas salgan???? Muchos estuvieron de acuerdo conmigo, otros se quedaron callados...

Bueno, la cosa es que luego hablaba con mi amigo, y él me decía:

- ¿Sabes??? A mí no me importa que me digan que lo hice bien. Yo sé que mi trabajo es bueno. Yo lo único que pido es que me dejen trabajar tranquilo, que dejen esa vigiladera y esa paranoia, como si en tantos años no hubiéramos demostrado que cuando las cosas tienen que salir: ¡salen!!!

Y me quedé pensando en lo diferente que somos los seres humanos (otra vez yo, pensando en ¿qué nos hace diferentes? jejejeje) Algunos necesitan reconocimiento, otros no. Algunos sufren si no les demuestran aprecio, cariño, amor, otros se sienten avergonzados con esas demostraciones...

Hace unos cuantos días ya, tuve un bajón horrible... y llamé a mi mejor amigo y le pregunté si podíamos vernos... Él vino a mí, como siempre. ¿Qué hizo??? ¡Básicamente, no mucho!!! Si analizamos los hechos. Podríamos decir, en resumen, que estuvo 1 hora agarrándome la mano... y eso pretty much it is ...suena simple, pero para mí es extremadamente importante, sobre todo porque era él...

Ayer era él quien tenía el bajón ...le ofrecí mi mano, pero ¿qué quería él??? Estar SOLO!!!! Y eso está bien. Él es así. Se siente mejor así!!! Incluso dos personas tan unidas como nosotros pueden enfrentar las emociones en formas distintas.

Hace unos meses recibí varios mensajes de texto, enviados desde una página de Internet, así que no sé quien los envió: Siempre te he amado y siempre te amare

No tengo ni la menor idea. La única persona que creo que podría decir eso con total propiedad y sinceridad sería mi señora madre, pero ella no sabe usar Internet... so... ella no fue, jejeje

No sé quien fue, como dije, y sin embargo, dejé uno de los mensajes guardado "de recuerdo" ....tiene sentido???? Para muchos de ustedes quizas no!!! Para mí lo tiene...

Esas pequeñas cosas que nos hacen sonreír, que nos llenan de ternura, que pueden alegrarnos el día, que nos recuerdan que alguien vela por nosotros, o nos quiere, o aprecia nuestro trabajo...

.....a veces es taaaan fáciiiiil, tan fácil hacer sonreír a alguien...

...y también es taaan fácil, no hacerlo!!!
.

7 comentarios:

Siry dijo...

Las pequeñas cosas son las que a fin de cuentas tienen valor... para mi, claro, todo depende de lo que sea considerado como grande o pequeño.

En cuanto a la excelencia en el trabajo, umh, asi pensaba cuando tenía 20 años, creía saberlo todo y bla bla bla, pero la experiencia me lleva a entender que lo mejor no siempre es lo que mas se reconoce, que valen mas otros servicios (dije bien) que ser el mejor, mas eficiente, preparado y bahm pura tontería.
Cuando me nombraron directora de Hacienda me crei enorme, la mejor urra, urra, pero no me ascendían por eso, no, cucede había un desfalco inmenso y la directora saliente era amante de un gran directivo!!! de mucho peso!!!, asi que había que salvarla a costa de lo que sea, y la que parecía mejor para luego pagar el paquetito era yo, ya que había ingresado por concurso de credenciales, osea, sin ayuda de ninguna indole. Como me salve de estar hoy dia en carcel?, alguien se atrevió y me llamo a pocas horas de asumir el cargo, me advirtió lo que estaba pasando, asi que nunca asumí el puesto. Quien si aceptó, presuntamente se suicidó a las pocas semanas, su familia vive el dolor de su pérdida y ver su nombre enlodado. Es justo esto? y quien si robó anda happy, pero como decir algo.
Ese dia comprendi que en los trabajos, solo se debe cumplir horario, sonrisas, saludos, y a la hora en punto bye, ah y no dar ni un milímetro si no pagan. Y pensar que fue un chiquillo quien me abrió los ojos.
Disculpa la catarsis

New Sensation dijo...

Ace, concuerdo muchísimo contigo! Creo q al igual que tu, también me hacen falta esos detallitos que hacen que una quiera hacer las cosas aun mejores, esos "qué bien!" o "buen trabajo!" aunque sea chiquito casi entre susurros, no importa. No se, creo q asi como nos gusta que nos traten es cómo tratamos, puesto q yo soy de abrazar y apapachar mucho cuando un amig@ o mi pareja se siente mal... y me gusta mucho que lo hagan conmigo.
Como dices, todos los seres humanos enfrentamos de manera diferente las emociones.
Mucha miel empalaga, y poca (o nada) amarga la vida, en la diversidad de todos, hacemos esta vida de un sabor muy rico, no?
Besitos!!

Yudith dijo...

Hola Ace, muy contenta de que me hayas visitado, eso me hizo sonreir... comparto tus reflexiones, te expresas de una forma sencilla y agradable. Besos

Nelson dijo...

La personalidad, la motivación, el autoestima y esas pequeñas ocasiones que nos viven el momento son las que distinguen a las personas.

Cada quien vive su momento como mejor se le haga sentir, pero sin duda lo importante es atesorar esa pequeñas vivencias y detalles que distinguen el día como un momento especial.

En medio de un bajon o de un cielo de felicidad, siempre es buieno obsequiarle una sonrisa a quien tengas enferente, ya que instintivamente te será devuelta.

de dejo la mia, mi bendion y mi mejor deseo de felicidad.

Nelson

Insomne dijo...

Esas pequeñas cosas...
Si que hace tiempo si... mucho o poco dependiendo del tramite que elegimos.. pero aun asi son las pequeñas cosas las que nos hacen seguir vivos... ¿no?
..y quizas las que mas nos llenan.

Un saludo hermanita..

er chepo dijo...

Parte del exito o fracaso (a mi modo de ver) en el trabajo tiene que ver que tanto conoces a tus compa~eros. Todos estan llenos de detalles que al poder detectar sus fallas y virtudes hacen que sea mas llevadero el trabajo, sobre todo cuando eres tu quien supervisas al grupo. En la parte social tambien se puede aplicar, ya que a veces sabiendo los gustos y la forma de ser de la gente que estimamos, podemos con muy poco darles mucho.
Saludos y que tengas un feliz dia

Benedetto dijo...

¿ Ves ? Aqui si logras que te escriba para decirte que, hacer reìr a los demàs es el mejor de los ejercicios. ¡ El mejor !

Rìete por cualquier tonterìa. ¡ Cualquiera !. Mientras màs tonta parezcas, mejor !

Mejor!


Mejor!


Ni te imaginas como te lo agradece el cuerpo... flotas... bailas...


;-)