sábado, 27 de octubre de 2007

El tren...


Los días fríos le recordaban cruelmente que los años no pasaban en vano. Sus huesos parecían resentir cualquier baja de temperatura. No recordaba ya cuando comenzó a sentirse así.

Frotó sus manos con furor tratando de entrar en calor.

Mirando el reloj se preguntó nuevamente cuánto más tardaría el tren. Las agujas parecían moverse en cámara lenta.

Pensó que ya no tendría que preocuparse más por el frío, o por los dolores, o por la soledad. Pensó que podía incluso disfrutar de la brisa helada, porque era la última vez que tendría que soportarla. Se iba y no pensaba regresar.

Ante esa perspectiva podía darse el lujo de actuar con generosidad. Abrió su abrigo, coqueteando con el viento, como haciéndole saber que ya no tenía poder, haciéndole saber que era la última vez, que era la despedida.

Por fin se iría a un lugar cálido. No más frío, no más hambre, no más soledad.

Miró el reloj de nuevo. ¿A qué tanta prisa, a fin de cuentas?

Y como suele pasar, apenas dejó de prestarle atención al tiempo, se escuchó a lo lejos el sonido del tren.

Mientras más se acercaba, más claras se hacían las imágenes del futuro que le esperaba, y más borroso el pasado gris que dejaba atrás.

¡Ya no sentía frío!

Cuando el tren estuvo lo bastante cerca, se dejó caer sobre los rieles y esperó.

27 comentarios:

Lycette Scott dijo...

Un pco confuso este post mi amiga, pero lo considero una buena alegoría.
Besos

CHOCOLATITO dijo...

El final me dejo un poco frio, =S, siento que a veces no hay que esperar hasta el ultimo para pode hacer las cosas, de disfrutar lo que se tiene.

Besos.

Escondida dijo...

Hola!..Soy nueva por estos lares..Y pues no entendi muy bien, pero me gusta la descripción..Que rico el frío cierto?..aunq a veces, como a El, traiga recuerdos duros de sostener...
Espero pasar nuevamente...

Evan dijo...

Noo, por que esa decisión??? Ace, no imaginaba ese final...

Me duele cuando alguien se pierde en el abísmo del dolor y se deja vencer.

Un beso de finde, que pases lindo!

Siry dijo...

El Tren es la representación de una nueva etapa en la vida, esperanza por lo que vendrá.

Minhe dijo...

Holaa!! Ace disculpà mi ausencia estos dias es que me fui de vacaciones y bueno abandonde la blogosfera un buen raaato! espero que tu Hermano este mejor y cada dia se recupere mas y mas! te manda un abrazo lleno de fuerzas!! me hizo falta pasar por aqui estos dias!! un beso amiga! Saludos!!!

Liss dijo...

Mmmm no me quedo muy claro, tal vez sea pq es sabado por la noche y mi cerebro esta en stand by :)

Buen fin de semana!!

Carlos dijo...

Excelente relato, amiga, con un final imprevisible y doloroso; los trenes y los andenes son muchas veces sitios de soledad extrema.

Un beso muy grande.

Moai00 dijo...

Ya el pasado es pasado, siempre el cambio que hay detrás de ese recorrido siempre traerá alivio, un poco de dolor para lo que lo ven partir pero alivio para el que ya pude estar mejor.

Saludos

Gilberto dijo...

Nunca esperaré ese tren, hay tantas cosas buenas en la vida que los fríos rieles en mi espalda y el estruendo de un tren que se acerca no es lo último que quiero sentir. realmente es un post muy confuso y sé que no debo entenderlo literalmente. Mi bendición, de hombre, no de santo, de blogger no de erudito...del que arrastra sus dedos sobre un teclado mientras piensa en que pudo sentir su amiga cuando escribió este artículo.

warn hug and sweet kiss
:)

Musaromana dijo...

Cito
"¡Ya no sentía frío!

Cuando el tren estuvo lo bastante cerca, se dejó caer sobre los rieles y esperó."

¿Petrificarse y esperar?
asi suele ser a veces...
es extraño pero sucede,
aun el tren no me lleva, no me alcanza, no me pasa...
ni porque me he caido en sus rieles estando a proximo a pasar, ni porque aun cuando suena la campana del cruce me he atravesado, confio en que aun no me alcance el frio y me congele para quedarme inmovil cuando pase.

ahora por el frio no me preocupo vivo al abrigo de un fuego vivaz, rodeada de peces...

Eduardo dijo...

Quedé impactado. Boquiabierto en realidad. No me esperaba semejante y "cálido" final...

Aunque particularmente pienso que esa vía es la peor que una persona puede tomar, y de hecho critico mucho esas acciones... uno al final, no sabe que tan bien, o que tan mal puede sentirse una persona para que, valientemente, se hago algo así.

Excelente relato, muy muy bueno. Muchísimo ;)

Espero estes bien niña. Besos!

IMAGINA dijo...

Ah!
Me desmayé.
Plof!
.
.
.
.
Excelente!

Fernando dijo...

No es un triste final, el descanso del guerrero, otro nivel

Te dejo un gran abrazo!

Cordelia dijo...

Ay Dios.. :O

Me gusto esto que escribes Ace, y aunque no me lo esperaba , creo que nos da ese toque distinto de quienes pensabamos conocerte aun nos queda mucho por recorrer!!

Ehh?? Se entendio eso que acabo de escribir?? jejeje. Bueno lo cierto del asunto es que no sabia q escribias estos relatos tan melancolicos y tristones de lamanera tan perfecto como lo haces.

Me gusto mucho, sobre todo esa forma de expresar el sentimiento justo que se debe sentir al esperar que la muerte llegue hacia donde aquellos que la esperan!!

Muy bueno!! jejeje

TH3 KiNG dijo...

leyendolo me imagine la situacion, observando el reflejo de un futuro en los vidrios de un tren, me ilusione!!, pero de sopeton me cai en los rieles :( !!!

es triste esperar tanto algo, para dejarlo morir sin disfrutarlo!!!

ANIMO PUES!!!quizas pa ti, quizas pa mi

G'Fax dijo...

Ouch.

Muack.

Salva dijo...

Un poco confundido con el post, pero he tratado de hacerme un reflejo del de lo que has escrito en mi mente para así poder tener claras algunas cosas.

Kikyta dijo...

Ace amiga!! Aquí estoy un poco "descolocada" como decía mi abuela, el final es muy triste, ya sabemos que todos los finales no son felices, pero me pregunto desde cuándo llevas esa tristeza, no es fácil mirarle a diario la cara bonita a la vida, pero TU tienes un don maravilloso: solo tienes que pararte frente al espejo y sonreír y veras como el cuarto, la cuadra, el estado, el país y porque no, el mundo se ilumina!! Y sólo lo haces tu con tu sonrisa! Ánimo se te aprecia mucho y espero haberte robado un par de esas sonrisas con el post loco de hoy!!
Abrazos y besos de dulce de piña con coco!!

Miguel Angel Hernández dijo...

Pero que historia tan triste.

Acerina dijo...

Hola chicos...

No es autobiográfico... No me he lanzado a los rieles del metro, jeje (o no estaría escribiendo acá...)...

Escribo cuentos desde que era una chiquilla, y ahora quise comenzar a compartirlos...

Como dice Cordy: "conocerán otra faceta de mí"... El lado oscuro de Acerina, jejeje

Mejor dejarlo salir en ficción y ser "un pan dulce" en la vida real... No creen???

Igual espero que los disfruten, jeje... que pueden abstraerse y no piensen que me voy a suicidar :-)

¡Gracias por estar!!!!

Besos & Bendiciones...

Zz dijo...

Guau!!! Qué post excelente!!!

Pasé a agradecer tu comentario en mi blog, pero me has dejado impactada.

Por ahora, seguiré curioseando...

Slds

La LLama Violeta dijo...

ahhhh que? vergacion... chama... que valiente... pues q no se nos ocurra juzgar este acto...

saludos y q todo marche bien... se quemo el moden que tal?

Domingo dijo...

A mi me gustó mucho, con su final inesperado. Aplaudo tu iniciativa de publicar tus cuentos, por acá estaremos comentando...

Saludos

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Me sorprendiste con el final de esta historia...algo que parecía un plácido retiro se conformó, ante los ojos de muchos, en tragedia; pero sólo el protagonista entendió el por qué de esa decisión.

Saludos cordiales.

Rubén dijo...

¿Y si cualquiera que lo leyera en un momento de desesperación de su vida, encontrara navegando casualmente por aquí, la razón última que necesitaba para hacerlo?

Acerina dijo...

Mi estimado Rubén, si alguien quisiera suicidarse encontraría páginas completas dedicadas a proporcionarle información acerca de como llevarlo a cabo...

Lo mío es sólo un cuento... y si de verdad alguien se viera retratado en esa soledad y decidiera, por fin, quitarse la vida, seguiría siendo su responsabilidad...

Hay cosas que no están en nuestras manos... Si alguién lee un libro, un cuento, ve una película, o un show de tv con un asesino en serie y comienza a matar no puedes culpar a los autores, ya algo andaba mal en él/ella...

¡Gracias por visitar!