sábado, 14 de julio de 2007

Trabajo, trabajo...

Esta semana ha sido relativamente complicada. He tenido mucho trabajo y me he sentido "en el aire". Mi jefe, que se supone debía estar en un proceso fuerte, se fue de curso al IESA, dejándome no sólo con un trabajo díficil, sino con uno que debía llevarse a cabo en otra sede, siendo que estoy en exámenes finales. Quisiera decir muchas cosas más, pero al mismo tiempo creo que quejarme no me llevará a nada positivo....

Para hacer un cuento largo corto, esta semana me llevé regaños que no eran para mí, discutí con una persona que aprecio pero que en ese momento trataba de endilgarme responsabilidades que no eran mías, pero quien tampoco tenía la responsabilidad de lo que estaba pasando, ya que a él también lo involucraron al final. Me sentí decepcionada de mi trabajo, de mi posición, de la estructura jerárquica, de mi limitada capacidad de autocontrol, de los convencionalismos políticos, del trabajo... en fin....

Necesito descansar, necesito descansar...

Esta semana podría haber sido más dura, pero gracias a Dios cuento con mis hermanos que me animan, mi madre que vive rezando por mi, un amigo muy especial que siempre me está recordando que "si quiero lo logro", que puedo ser más positiva, que no me deje vencer... y mi mejor amiga que conoce "la política" de la empresa donde trabajo y me aconseja sabiamente...

Debería estarme preparando para un Seminario que estaba haciendo en la Metropolitana, pero no pude continuar, y acá estoy, pensando que si no llueve, me voy a caminar por la Francisco de Miranda, para "ejercitar" (si es que a caminar 3 veces por semana se le puede llamar "ejercicio") y para relajarme...

Tengo que aprender y aceptar que hay cosas que no dependen de mí, hay cosas que saldrán a medias o incompletas sin importar el sacrificio que yo, y otras personas con un nivel de compromiso tan alto como el mío, y que tampoco tenían que asumir esas responsabilidades, estemos dispuestos a hacer... tengo que aprender a no defenderme innecesariamente, cuando alguien me ataca sin bases, a los argumentos necios no debe prestárseles mayor atención... tengo que ser más cerebral y menos visceral... tengo que ser más centrada, y manejar mejor mis emociones... en fin... tengo que mejorar y aprender taaaaantaaaaaas cosas.... pero ¿justo ahora???? Sólo debo DESCANSAR Y DEJAR DE PENSAR EN EL TRABAJO...
.
.



18 comentarios:

Pablo J. Fierro C. dijo...

Hola, Acerina; sin dudas el trabajo es como una especie de montaña rusa, con sus llanuras y sus avismos; total que siempre nos toca dedicar también algo al relax. Como curiosidad te invito a ver un post que dejé ayer en mi blog donde también grafico, no tan bellamente como en tu caso, lo que llame: UN ALTO EN LA JORNADA:
http://pablojfierroc.blogspot.com/

Pablo J. Fierro C. dijo...

Creo que es más bien: abismos. No estoy seguro.

El loco dijo...

Mi querida Acerina: tu misma lo dijiste: no tiene caso preocuparse y menos estresarse por las cosas que no dependen de ti...que están fuera de tu "circulo de influencias"...deja que fluyan tal cual...y si ocupate de las que están en tus manos: escoger vivir a plenitud, ser para ti, caminar, todo lo que te haga un ser humano satisfecho.
Te dejo un gran abrazo

Alejandra dijo...

Algo parecido me paso esta semana tambièn en el trabajo... ya veràs que el lunes serà otra cosa... no dejes que el trabajo te afecte
Te dejo un beso

Juan RRR dijo...

El trabajo siempre es malo, por eso pagan por hacerlo. Cuando te gusta se llama hobby y, por supuesto, lo haces gratis.

Cito a una amiga "Lo útil es útil para posibilitar el ejercicio y disfrute de lo inútil.
La barbarie es el estigma de los pueblos que olvidan eso".

Repitelo cuando te deprima el trabajo y no puedas recordar porque lo haces.

Salva dijo...

Paciencia Acerina, piensa que todo este esfuerzo que empleas ahora se recompensará, pensar eso siempre da ganas de seguir.

Saludos.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

O sea...quejarse sirve para el desahogo, pero hay que seguir adelante, porque muchas veces no nos queda de otra. Tengo similares situaciones estresantes en mi empleo...pero bueno, a ver si este fin de semana largo en Chile me aliviana un poco la carga.

Y en tu caso, tienes gente que busca sacarte un poco de peso y lo hace por el afecto y el cariño que te tienen. ¿Más cerebral y menos visceral? Cierto...pero no olvides que tenemos corazón que hay que mostrar de cuando en cuando.

Apoya mi candidatura a Príncipe Blog 2007. Haz click en este link y deja tu mensaje de apoyo y preferencia hacia este servidor que suscribe. Agradecido de antemano.

Saludos cordiales.

Lycette Scott dijo...

Amiga a veces tenemos demasiado trabajo yt eso nos presiona, a veces simplemente como que amanecemos con toda la disposición del mundo para tener un mal día....qué puedo decirte? yo por ejemplo hoy tuve un día de perros.
Mi mejor consejo es que trates siempre de calmarte y de no pensar demasiado en las cosas que te molestan, porque eso sólo hace que te molestes más

Lorena dijo...

Bueno, dichoso aquel que trabaja en algo que le agrada y llena sus expectativas... ese tiene en sus manos el secreto de la felicidad...

FÈNIX dijo...

Buen escrito, aprovecho para desearte buen inicio de semana.

Carlos dijo...

...mucho cuidado con el stress mi querida amiga.
Si debes o sientes que tienes que desansar házlo...la salud es primordial.

Buena semana guapa.

Consuelo dijo...

Pa lante¡¡ Pa Lante...seguro esta semana las cosas mejoraran un poco...ahh eso de perder el autocontrol he tenido unos cuantos episodios ji ji...

Un beso y gracias por compartir mi piñata¡¡

CAROLA315 dijo...

Sabes que algunas veces creo que en alguna parte alguien que te conoce querra tener solo 1/4 de 1/4 de las cosas que tu tienes y se sentira feliz???

Un trabajo Acerina, tienes un trabajo que dignifica y te eleva sobre muchos otros más, y yo con eso solo eso me conformo.

Besitos

IMAGINA dijo...

Si me permites dejar un consejo que nadie me pidió, lo único que tienes que aprender es a aceptarte a tí misma TAL Y COMO ERES.
No podemos pensar en ser como a los demás le gustaría que fuésemos. Como dice la canción: ESTO ES LO QUE HAY!.
Ah! Y otra cosas, no camines por la Francisco de Miranda, mejor el parque del Este o El Avila...jejeje.
Un beso,

mariajose81 dijo...

yA PASARA tu cansancio.. trata de dormir, y si no puede para 2 minutos, y simplemente respira, desde el hombligo como si existira una cuerdita que halas cuando respiras que inicia en el hombligo y termina en tu garganta, despacio... aso me relaja, lo aprendi en clases de yoga y me ayuda cuando necesito aire en mi trabajo

chao, lindo blog
www.mariajose81.blogspot.com

Acerina dijo...

Gracias a todos por sus palabras... El cansancio se quita descansando... la amargura y la tristeza se quitan reflexionando y dándole gracias a Dios por los favores recibidos (entre ellos, un empleo estable)... Estoy aquí y ahora, para mejorar mi paciencia, y todo lo que me pueda hacer mejorar, por raro y desesperante que parezca en el momento, me ayudará a crecer...

Los quiero...

Oswaldo Aiffil dijo...

Hola Acerinita! Nunca es más oscuro que cuando va a amanecer, asi que sigue adelante, las cosas van a mejorar. Ouch, es duro cuando nos toca así, y uno solito respondiendo. Un besito linda!

RETORYO dijo...

Recién te empiezo a leer, pero VAMOS!