jueves, 4 de mayo de 2006

Miedo al fracaso…

Hoy fui confidente de ciertos conflictos que no viene al caso mencionar, pero me hicieron reflexionar en un tema que ya antes había rondado mi cabeza por haber afectado más de un área de mi vida en el pasado...

El temor a fracasar no debería detenernos para intentar algo, para tratar de lograr una meta importante para nosotros, de cualquier índole. A veces vamos por la vida llenos de miedos injustificados que nos impiden ver las oportunidades, o aprovecharlas si es que las vemos. Puede ser que nos concentremos tanto en la posibilidad de fallar o de ser rechazados que ni siquiera damos los pasos necesarios para arrancar.

Generalmente asociamos el miedo al fracaso a no atreverse siquiera a intentar por el temor a equivocarnos. Pero existe otro grado de temor que se desarrolla cuando ya la persona está inmersa en el proyecto en cuestión.

Sea un proyecto académico, laboral, o personal, es muy duro reconocer que, por las razones que sea, se nos ha escapado de las manos al punto de que ya no tiene sentido seguir esforzándonos por lograr aquello que antaño parecía tan relevante. Resulta difícil dejarlo cuando hemos puesto tanto, tanto, tanto en ello.

Pero una cosa es vencer todos aquellos temores que no nos permiten avanzar o arrancar, y otra es aferrarnos a algo que ya no tiene sentido, sólo porque no queremos reconocer que fallamos, o quizás ni siquiera fallamos, sino que las circunstancias cambiaron y factores que no dependían de nosotros hicieron de nuestros objetivos un sueño inalcanzable.

Es muy diferente si aún tenemos oportunidades. Debemos ser muy objetivos al analizar. Incluso buscar ayuda externa si es necesario. Creo firmemente en intentar una y otra vez si sabemos que sigue siendo factible y que los beneficios que reportará, o la enseñanza recibida, justificarán el esfuerzo de los involucrados.

En cambio, si ya hemos evaluado todo y pasamos a ese punto de no retorno deberíamos estar dispuestos a ceder. Es de sabios aceptar cuando debemos cambiar de rumbo. Aunque hayamos invertido no sólo recursos físicos sino nuestros sentimientos y entusiasmo, si llegó el punto en que realmente no debemos seguir, entonces lo mejor es hacer un corte, aceptarlo, sacar lo mejor de la experiencia, aprender todo lo que se pueda, seguir adelante y avanzar.
.
.

20 comentarios:

Joe Cool dijo...

Creo que todo el Post se resume en la frase final de la imagen... y hay mucha razón en ello.

Cuidate. Cambio y fuera.

La Hija de Zeus dijo...

Estoy de acuerdo contigo.. aunque hay casos de mucha perseverancia que se ven coronados por el éxito.. por ej: el bombillo..

un abrazote

Wari dijo...

Chamaaaa te inspiraste!!
Es verdad todo lo que dices, creo que cuando nos damos cuenta que el camino que tomamos està cerrado al èxito lo que debemos hacer es reconocer en què fallamos, aprender y comenzar de nuevo, pero tal vez por otro camino. Conocer nuestras debilidades y tener fè en nuestras fortalezas nos llevan al èxito.
Bellisimo tu mensaje,
Un abrazote!! :D

metacid dijo...

Chama el miedo al fracaso es universal, pero el que teme fracasar no tiene derecho a triunfar. Ejemplos de esto sobran nuestra independencia es un ejemplo de ello.

Marian dijo...

¡La paciencia todo lo alcanza!
Piano a piano se va lontano :)

Palabras muy ciertas las que nos regalas en este post...

Mira que personalmente me ha tocado vivir eso de intentar una y otra vez hasta alcanzar lo que realmente deseas :)

Seguimos leyéndonos, un abrazo!

Glinda dijo...

Demasiado cierto!!!.. hay que saber cuando retirarse... y cuando seguir intentado... pero hay que atreverse, para eso esta la vida... que nunca sabemos cuanto va a durar. Un abrazo

FINGOLFIN dijo...

Ace, creo que en cuestiones de proyectos pues es importante conocer con lo que se cuenta. Eso es fundamental, claro es complejo decir la oportunidad de exito que pueda tener un proyecto cuando las variables externas tú no las manejas.
Una vez definido una buena evaluación del proyecto, pues la cualificaciones que tenga la persona o personas son fundamentales para lograr el exito. Eso de intentar una y más depende a que tipo de proyecto estamos hablando porque si la inversión es muy importante y el nivel de riesgo es muy alto es preferible dar un alto y dejar que mejores vientos te den un panorama más favorable.

Besos

Cleo dijo...

Buen post, como siempre tienes lindas y sabias letras para cada circunstancia...
También estoy de acuerdo con básico, la frase final es la que tenemos que tener en cuenta...
Cuñidate...

Khabiria dijo...

Acerna, excelente tu post...en la vida todo es cuestión de actitud y siempre hay que atreverse...
Un abrazo!

*Blue*Princess* dijo...

que pasa si no se retirarme??

Carola315 dijo...

de todos los miedos creo que ese es el peor, el fracaso por que se vuelve como una mecedora, se mueve de adelante hacia atras pero no te saca del sitio...
muy buena tu reflexion acerina
saludos.

Anónimo dijo...

Está bien bueno. Pero, sabes que me quede pensando si es que tú tienes miedo de intentar algo, o miedo de dejar algo, o es la persona que te hizo las confidencias la que tiene miedo a fracasar, o son los dos, o como es la broma.

Es mi primera vuelta por estos lados y creo que vengo de nuevo despues porque me gusto.

G'Fax dijo...

El verdadero fracaso tiene un padre: La falta de criterio. Retirarse no es fracasar. Lo importante es saber cuándo retirarse, y eso sólo minimiza las pérdidas.

Por otro lado, ser derrotado por un proyecto te da herramientas para enfrentar los siguientes. El verdadero fracaso ocurre cuando dichas herramientas son ignoradas.

Por último, tener miedo es natural. Eso mantuvo vivos a nuestros ancestros más lejanos. El asunto es saber qué hacer con ese miedo.

• Eroserena • dijo...

Sabes el ultimo fragmento q escribiste en este post me ha dado las fuerzas y la energia emocional para enfrentar con mi mejor cara una situacion actual.. fue realmente muy positivo entrar hoy aqui..

Un abrazo.. =D

Acerina dijo...

¡Gracias a todos por comentar!!!

Me encanta compartir mis verbos con ustedes y ver sus comentarios... Siempre los espero con cariño...

Unas notitas específicas:

Blue princess, precisamente si no sabes retirarte en eso debes trabajar :)

Y, Angie, le doy gracias a Dios por esa energía que te dio este post. Valió la pena doblemente escribirlo.

Besos a todos...

Tapa-Amarilla dijo...

simpre quisieramos tener una vida completamente exitosa, pero a veces gracias a esos fracasos nos damos cuenta de los errores que cometemos y eso nos lleva nuevamente al camino del exito.
me encanto tu post!

La Barquisimetana dijo...

Quien no arriesga ni gana ni pierde... Ciertamente asusta cualquier cosa nueva porq tememos que no salga como esperamos pero igual hay que correr el riesgo... Me gustaron tus letras, te visitaré seguido... Saludos guaros!!!

Benja dijo...

El que no arriesga no gana.

Pero creo que a veces, arriesgar no es para todos, porque no todos tenemos el mismo coraje. Bueno, me refiero a los riesgos grandes, pero cuando se trata de la propia salud emocional, cualquier riesgo es necesario...

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Antes le tenía un pánico tremendo al fracaso...como que eso me invalidaría para formar parte de esta sociedad; ahora que me he tropezado (y fuerte) más de una vez, veo a este fenómeno como algo que, si bien no es grato, del mismo se pueden sacar elementos bastante útiles a futuro.

Más allá de un freno, debiera de ser un empuje para salir adelante y levantarse. La vida es demasiado sabia para decirnos que las chances están agotadas y, por ende, debemos abordar otra nave.

Blue Princess: Nadie sabe cómo retirarse...eso se aprende sobre la marcha.

G´Fax: Apuntas al elemento clave de que el miedo siempre está presente; eso sí, nuestra meta es impedir que nos domine en nuestro accionar.

Uri dijo...

Estimada Acerina, fue un placer leer sobre el "Miedo al fracaso..." me sacaste justamente las palabras de la lengua como se dice...en realidad estaba buscando otra cosa por el Internet y me tope con tu blog, y a decir con sinceridad, es el primer blog que lei en mi vida y me gusto muchisimo, espero que sigas escribiendo sobre ese tema u otro.
Yo estoy por aparecer ( quizas ) en un programa de invenciones en la TV de mi pais, no tengo miedo a la risa de la gente o que me vayan a catalogar por loco, yo sigo mi camino, Thomas Alba Edison nunca dijo que se equivoco, solo que "encontre 10.000 caminos que no funcionan..." y siguio hasta tener exito.
Mi idea es de revertir el calentamiento global del planeta, puede que lo logre y puede que no, de todos modos no me he de quedar con las dudas "que hubiera sido si...", he de aportar mi granito de arena y no quedarme de lado a cuando algo malo esta ocurriendo.
Tambien en el lado sentimental tomo la iniciativa, pese a todos los fracasos no dejare de ser optimista, probar no cuesta nada, quedarse uno con las dudas es lo peor que le puede pasar a la persona.
Uri, de Israel