sábado, 11 de octubre de 2014

Violencia intrafamiliar...

He estado reflexionando, quizás por ver TV de más, quizás por "falta de oficio", quizás por exceso de insomnio.

Me he vuelto fanática de series de crímenes y violencia, tanto de ficción como documentales de casos reales. 

En fin, pensaba en el asunto de la violencia intrafamiliar, y de los psicólogos indicando que los problemas de la pareja deben mantenerse lejos de los hijos. Pensaba en las mujeres, y también hombres, que son maltratados por su pareja y que disimulan delante de los hijos, y del resto de la familia.

Cierto es que, en algunos casos, los hijos intuyen, incluso saben, que algo está mal. Más aún, uno que otro sabe lo que anda mal y todo, pero no se atreven a decir nada, a veces ni siquiera a reconocerlo.

Y mi pregunta es sencilla, o más bien básica, porque sencilla no creo... ¿hasta qué punto debe ocultarse algo de tal magnitud a los hijos? ¿Es más importante salvaguardar la integridad física y sicológica de los abusos de una pareja, o salvaguardar la imagen "santa" que los hijos tengan de su padre o madre (el que maltrata)??

¿No es acaso un riesgo no decirlo? ¿Podría trasladarse esa violencia a los hijos? ¿Podrían los hijos aprender esa conducta como natural? Y en el caso de que lograran "exitosamente" ocultar tal aberración, ¿no serían los hijos los primeros detractores del padre/madre maltratado, si éste decidiera alejarse del hogar, o sea, del centro del maltrato? ¿No dirían ellos que "allí no pasa nada", que el padre maltratador es incapaaaaz de una cosa así, etc. etc. etc.???

Me pregunto cuál es el límite.

Sin duda debe ser un conflicto muy grande.

Espero jamás estar en esos zapatos.



viernes, 19 de setiembre de 2014

Una "nota" del pasado...

Tengo una tendencia, no sé que tan compartida con el resto sea, de soñar con canciones o música. Pero extrañamente suelo soñar con canciones que no recuerdo conscientemente.

Asumo que las escuché algunas veces, al menos una vez, y aunque no las recordaba a voluntad, se quedaron en mi mente y algún raro disparador las hace surgir en mis sueños.

Hace un par de días soñé con una canción, no la escuché con la voz del o de la cantante, la cantaba yo misma, así que la voz no me servía para identificar.

Hice lo común en esta época: al despertar lo busqué en Internet. Debo reconocer que me sorprendió mucho.

Acá está:




A ver si encuentro a algún nostálgico/a que la recuerde.

martes, 16 de setiembre de 2014

De vuelta al ruedo...

¡Estoy impresionada!

Siempre he escuchado la frase: "El tiempo pasa volando." 

En casa, sin trabajo formal o estable, ayudando y acompañando a mi madre, la computadora, Internet, son más que un hábito, se convierten en una necesidad. Una ventana al mundo. ¿Dramático? ¡Quizás! Pero cuando se tienen 4 ó 5 meses sin salir, de verdad hace falta esa ventana.

...ahora me doy cuenta que se puede tener un hábito marcado, muy marcado,y cuando por alguna circunstancia nos vemos obligados a dejarlo, si estamos suficientemente ocupados, tal vez no lo extrañemos tanto como pensábamos al principio.

Aquí estoy, despues de 5 meses sin computadora, asomándome nuevamente a la ventana. Sin prisa, sin ansiedad, sin que sea "una necesidad" ...sólo me asomo, a ver que tal!



lunes, 7 de abril de 2014

Yo no soy una buena persona...

¿Es un título extraño para un Post?

¡No lo sé!  ...Pero es lo que siento.

Fui criada en la religión católica. Puede haber "ramas" que se dediquen a fomentar un Dios lleno de amor y compasión que estará siempre que lo necesites, que mitigará tus sufrimientos y perdonará tus pecados.

Pero yo caí en una "rama" que fomentaba ENORMEMENTE la culpa, el castigo de Dios y de las "personas de autoridad" (incluso físico), el Infierno (con mayúsculas). En donde las 4/5 partes de lo que hacíamos, como mínimo era cuestionable. Dios estaba por lanzarnos un rayo, cual Zeus, solamente por levantarnos del pupitre o comer chicle dentro de la Iglesia.

Y para mi madre, hasta comprar un barato helado casero en el camino de vuelta a casa desde la escuela (donde sacaba 18, 19 y 20) era cuestionable, malo y prácticamente imperdonable.

Me criaron para que fuera una buena persona A JURO. ¿Y saben que descubrí: QUE ESO NO SE PUEDE. Sobre todo si TUS estándares de ser "buena persona" son diferentes a los míos.

Yo creo en hacer lo mejor que uno pueda, no hacer daño intencional, y colaborar con el que puedas hasta el punto que puedas. Pero eso no es suficiente. Para algunos hay que flagelarse, hay que dedicarse a la oración casi el día entero, ser sumiso y estar dispuesto a ser pisoteado constantemente.

Al igual que no puedes obligar a que otra persona cambié porque TÚ QUIERES, debes esperar que lo haga por su voluntad y que DECIDA lo que cree que debe cambiar, así tampoco puedes obligar a otro a que sea BUENA PERSONA A TU MANERA.

¡Estoy harta de tratar de ser "buena persona"! No lo soy, no lo seré, llevo más de 30 años intentando y eso ha quebrado mi espíritu y ha acabado con mis ganas de vivir.

¡No, yo no soy una buena persona! ¡No como a los demás les dé la gana!

¡Si les sirvo así, bien! ¡Si no les sirvo, busquen a alguien que encaje con sus patrones renacentistas!





------------
Gracias a: http://bit.ly/1ipkDNx por la imagen